viernes, 8 de enero de 2010

Los REYES MAGOS


Hace un año, los Reyes Magos vinieron a casa (para Yolanda) y al Hospital (para Raúl, que también recibió regalos en casa). Este año ha sido igual, pero con una gran diferencia.

La diferencia es que Raúl no estaba ingresado, que acudió al salón de actos del Hospital para recoger un regalo (es un detalle que tienen en Cádiz con los niños que estaban hospitalizados por esas fechas el año anterior)

Eso fue el 5 por la mañana y por la tarde estuvimos viendo la cabalgata... también fue muy especial porque daba gusto verle la cara mirando las carrozas y recogiendo caramelos.

Ya el 6 por la mañana tocaba recibir los juguetes e ir a recogerlos a casa de mis suegros y de mis padres.

Yolanda también estaba muy ilusionada, incluso la noche anterior le costó mucho trabajo quedarse dormida. Estaba muy nerviosa. El detalle de ella es que le escribió una carta a los Reyes agradeciéndoles los regalos que le trajeran (sea lo que fuera), eso dice mucho a su favor.

A Raúl lo que más le ha gustado es la bicicleta que le han puesto en casa de su padrino (Alfonso).


Como puede verse que empiecen a temblar los ciclistas, que con esa cara de pillo se ve que se va a comer a más de uno (como siempre, un peligro).

También hubo tiempo para jugar luego en casa de mis padres con mi sobrino Alejandro, mientras los adultos (mis padres, mi hermano y su mujer y nosotros) comíamos juntos.


Un día maravilloso sin duda, donde la ilusión de los pequeños se une a la que tenemos los padres al verles las caras.

4 comentarios:

El ave peregrina dijo...

Me alegra saber que se va incorporando a la vida normal y que disfruta como cualquier niño de su edad.Los Reyes fueron muy complacientes, se ve que se portan muy bien Raúl y Yolanda.

Un fuerte abrazo desde Galicia.

Patri dijo...

Como dices , Pablo , es una alegria verles como se ven los dos con tantas ilusiones en el dia de Reyes.
Y si , que se pongan a temblar los ciclitas , que viene el terremoto de Cádiz.

Muchos besos y abrazos para todos.

Peter Pantoja Santiago dijo...

...Son alegrías que contagian, que nutren el alma y nos ayudan a ver las verdaderas cosas valiosas de la vida, que bueno que esta vez ha sido una visita no como paciente sino como invitado, esperemos que todos puedan disfrutar de lo mismo.

Peter

Lucerito dijo...

Pero que lindas fotos!!!!

Me ha gustado mucho verlas, ya esperaba que las pusieras, esa carita de Raúl y Yoli de ilusión y felicidad, son fantasticas...

Este año estará lleno de felicidad y buenas noticias, estoy segura*

Abrazos y besos para toda la familia