jueves, 23 de junio de 2011

"¡Papiiiii, yaaaa!"


Desde hace algún tiempo tengo una manía con Raúl. Le toco la cabeza y le agarro el pelo; a veces, de broma le muevo la cabeza con el pelo atrapado.

El otro día, después de estarle acariciando la cabeza un rato protestó. La verdad es que tenía toda la razón del mundo, pero se ve que se me ha quedado eso dentro.

Haberle tenido que afeitar la cabeza, verlo sin pelo... se ve que me ha marcado algo más de lo que yo creía.

5 comentarios:

elías Mr. dijo...

Pablo, me recuerdas a mi madre. Ella tiene una obsesión parecida con mi pelo... mucho tiempo estuvo acariciándome la cabeza cuándo estaba lisa, sin ni siquiera pelusilla. Ahora me agarra fuerte del pelo.

¡Qué bien, que tengáis de dónde agarrar!

¡Un abrazo amigo!

Leucemia Linfoblástica aguda Philadelphia positivo dijo...

a mi me pasa pero con mi pelo. No puedo dejar de tocarlo, creo que va a ser un efecto colateral de la 'peladez'.
Un beso enorme

Josep dijo...

Hola Pablo. Yo en el tema del pelo, estoy seguro que cada uno te podría contar una historia diferente. En mi caso me quedé sin pelo tres veces -de momento-. Después del primer trasplante salio como si fuese ondulado, el segundo trasplante, lacio. Y justo ahora hace 1 año que fui voluntario a unas Nuevas Terápias, ahora sigue lacio y más fuerte que otras veces.
Esperemos que siga así por mucho tiempo.
Un fuerte abrazo.

lma dijo...

Eso nos pasa a todos los pelones, yo que tengo ahora un poquillo, no dejan de tocarmelo y mi madre quiere peinarme y colocarme algún adorno. Esto durará poco ya que hoy terminaré el tratamiento de este ciclo y puede que se caiga. Raúl no lo entiende, y puede que se le haya olvidado que sería buena cosa, pero espero que no se lo quiera dejar largo no? jajajajajajajajajaja

Peter Pantoja Santiago dijo...

PABLO ES COMPLETAMENTE NORMAL, PARTE DE TODO ESE PROCESO, PERO EN SU MADUREZ EL IRA CAMBIANDO POCO A POCO Y ACEPTANDO Y ASIMILANDO MUCHAS COSAS!!