martes, 1 de diciembre de 2009

No he llorado


Esta noche no está siendo buena; he recibido la misma noticia por parte de tres personas.

La primera fue ayer por la noche, la abuela de una de mis jugadoras ha fallecido, estaba bien, una caída, un mal golpe en la cabeza, 72 años vividos... y mi niña destrozada; cuando la has visto con tanta alegría se te rompe todo. Sólo he podido acompañarla un rato.

Después, cuando llego a mi casa Marijose me comenta que el padre de uno de nuestro ángeles de Cádiz, nuestra enfermera Mila, se ha ganado sus alas (culpa de nuestra enfermedad).

Y el remate final, el que me ha dado la puntilla ha sido la muerte de Abdalah; ese niño más pequeño que Raúl que conocimos en Cádiz. No tenía leucemia, aunque sí una enfermedad hematológica... estaba pendiente de un trasplante en Málaga, porque necesitaba ser trasplantado; al parecer le han fallado los pulmones, pero no se habían dado cuenta allí. No me puedo imaginar a Farit y Fátima.

Me ha llamado mucho la atención que no he llorado. De hecho me tiene contrariado... he hablado mucho con Farit, con Fátima, siempre un saludo a Abdalah, siempre una risa, un buen gesto por parte de sus padres.

El grupo que coincidimos en Cádiz éramos Jesús, Sara, Abdalah y Raúl. Todos lo estamos logrando, ¿por qué no él?, ¿por qué ha tenido que morir?. Fátima está esperando un hijo, sé que no va a cubrir ningún "hueco"; llevaba más de un año hospitalizada con Abdalah.

Joder, es muy duro tener que pasar por esto. Muy duro, demasiado.

4 comentarios:

El ave peregrina dijo...

Duros momentos, casualidades del destino. Dice que no ha llorado, quizás fuese mejor que llorara, pues es un escape de los sentimientos aunque aveces es necesario resguardarnos en la coraza.

Un fuerte abrazo.

Encarni Moreno dijo...

Demasiado duro Pablo,lo siento mucho por ellos y por Abdalá,Dios qué rabia,cómo es posible que algo así pase,no hay respuesta,sé que no la haya,pero es terrible.
Ahora no han salido esas lágrimas de dolor,de rabia,pero saldrán Pablo,es la manera de limpiar un poquito el alma,es tan necesario...
Un fuerte abrazo y a seguir caminando,

Peter Pantoja Santiago dijo...

...Dios no nos da cargas que nosotros no podamos cargar!!

Todos internalizamos de diferentes expresiones, unas veces lloramos, otra simplemente lo sufrimos y dolemos en silencio y en otras simplemente lo meditamos.

Cuando el 3 del pasado mes de noviembre mi padre fu diagnosticado y pasamos a la casa para comunicarlo a mi madre, en esos precisos momentos recibia ella la triste noticia del fallecimiento de una de sus hermanas, pero con mayor integridad estuve en pie, no derrame lagrima alguna estando presente en las dos noticias, pero no te sientas mal por ello pablo, es que simplemente estas fortalecido, lleno de fe y esperanza en que con estas experiencias todos crecemos y nos fortalecemos, aprendemos mucho, quizás más de lo que se pueda pensar.

Un abrazo y las mejores bendiciones para estas tres familias, los que hemos perdido familiares cercanos sabemos que esto es un proceso de adaptación que dura los restante de toda tu vida, no te resignas, simplemente, aprendes a vivir con tu dolor.

Peter

Isol dijo...

Lo lamento Pablo,no todos ganan estas batallas,pero si todos nos dejan huellas!