lunes, 28 de diciembre de 2009

Nochebuena y Navidad

Este año hemos vuelto a nuestra normalidad en el tema de las comidas navideñas. El 24 por la noche fuimos a casa de mi cuñado, con mis suegros y sus primos. Aunque nunca he sido muy festivo, reconozco que tenía muchas ganas. Lo importante es que hemos estado los cuatro.

El 25 comemos con mis padres y mis tíos. Allí asistimos a un improvisado concierto de villancicos... aunque luego les seguimos todos.

Y por último a casa de una de las hermanas de Marijose para hacer tortas (pestiños) que luego se reparten entre todos.

La verdad es que hemos pasado bien los dos días... lo único malo es que yo quería pasarme por el Hospital, pero un fortísimo dolor de garganta, que me ha dejado sin ir a la cena del equipo, me lo ha impedido, al no estar seguro si podía ser vírico... no voy a hablar con los enfermos y poderles contagiar algo. Se que es duro pasar las fiestas hospitalizado, pero solo va a ser este año; el que viene igual que nosotros.

3 comentarios:

El ave peregrina dijo...

Me alegro al ver estas caras tan alegres y disfrutando de estas Fiestas y de la visita al pantano de los Hurones.Os deseo lo mejor del mundo y que la vida siga adelante con estas alegrías compartidas.

Un agarimoso saludo desde Galicia.

Isol dijo...

Que alegría verlos en lo cotidiano! ,cada vez que vengo me emociono al ver tan bien a Raul,a ver los ojos de ustedes y ya encontrar esa angustia tan grande que se les notaba,han sido todos muy fuertes que bello es verlos bien!!!

Peter Pantoja Santiago dijo...

Enhorabuena por tanta felicidad bien merecida.