miércoles, 15 de julio de 2009

De 10 a 3

He suspendido las oposiciones (otra vez). Es verdad que son muchos factores los que hacen que saques tu plaza definitiva... pero cuando uno de ellos es un trabajo que mandas a la Consejería y resulta que te ponen un 3 cuando hace dos años ese mismo trabajo obtuvo un 10 (el fallo fue no cambiar un número 4 por un 5, ya que ha cambiado la normativa y afecta a determinados cursos; yo no me di cuenta cuando mandé el trabajo) así que ahora otra vez a esperar a ver si me dan destino, si comienzo a trabajar en septiembre...

Hablé con el tribunal (ya tenían preparadas las anotaciones sobre mi oposición, pero lo primero que les dije es que no quería pedir explicaciones, sino confirmar la nota del trabajo, me comentaron que se extrañaron de esa nota, que todos los demás que habían mandado el trabajo tenían buenas calificaciones, y yo les expliqué mi error) todos me felicitaron por haber intentado hacer las pruebas, que otro en mi lugar no se hubiera ni presentado. Pero bueno, ahora estoy decaído, son las 6 de la mañana y llevo más de una hora despierto sin poder dormir.

Empiezan a venir a mi cabeza los "ysi" como yo los llamo, "Y si hubiera hecho tal o cual cosa...".

Raúl está bien, mi niña también, Marijose algo preocupada (pero con su optimismo natural), y yo ahora mismo sin mucho consuelo, porque con esa nota bien hubiera tenido (según las puntuaciones) muchas posibilidades de sacar la plaza. " Y si..."

4 comentarios:

Encarni Moreno dijo...

Pablo,jo qué rabia,cuánto lo siento...pero ya sabes,bastante has hecho con presentarte con todo loq ue has vivido éstos últimos meses,así que lo has intentado y otra vez será,ya verás Pablo,eres un gran padre,el mejor y sgeuro que un profesor fabuloso y sé que lo vas a conseguir ¿¿vale??.Lo vas a conseguir Pablo y tendrás buenas noticias ,ya lo verás,así que venga no te culpes,lo ha sintentado y lo vas a conseguir.Palnte Pablo,no te nos hundas tú,mira a tu alrededor,nadie lo hizo en momentos muy duros,has de ser como eres Pablo,y afrontarlo como tú eres,cómo has enseñado a tus hijos,ellos están bien y tú has de estralo también,lo demás; LLEGARA,PABLO,LLEGARA...

* HADA ISOL dijo...

Pablo lo más importante lo tienes ,tu familia está contigo,pasaste cosas muy duras y era lógico que no estuvieras al 100% amigo mío,espero que consigas el empleo,lamento que no te hayan salido las cosas bien,aun así dale para adelante,no te desanimes mira a tu familia y sonríe amigo todo lo podrás solucionar,paciencia.
Ya verás que todas estas angustias que tienen pasarán en algun momento,te dejo un abrazo enorme para ti y los tuyos.

Peter Pantoja Santiago dijo...

Soy Bautista, y un texto que siempre me acompaña y está en la Biblia dice así:

"Dios no deja justo desamparado, ni simiente que mendigue pan"

Pablo, las puertas se te abriran, ya lo veras, cuando una puerta se cierra, se abrirá otra que compensará en lo absoluto esa que no fue, lo que no fue no importa, porque está el potencial y la entrega por lo cual haz luchado, y eso mueve montañas.

Así que envio mis mejores pensamientos y sabes que lo haz de lograr, que surgirá, que obtendrás algo nueevo, algo completamente mejor.

Un abrazo y adelante, que esto no quite el espiritu de guerrero que posees.

Peter

ELENA dijo...

HOLA PABLO:
No nos conocemos personalmente. Tú no sabes nada de mí pero yo tengo mucha suerte de conoceros, aunque un solo sea virtualmente, a vosotros.
Te escribo desde Ávila, un poco lejos, pero vuestras buenas vibraciones llegan hasta aquí.
Lo de la oposición es literalmente una putada........pero ante la mejoría de Raúl es una nimiedad.
Sé que es complicado sacar adelante una familia si los dos miembros no tienen trabajo, pero después de tantos años de interino te darán destino, aunque ahora no sepas donde. Dentro de dos años, cuando todo esto esté más tranquilo, aprobarás definitivamente. Este año ha sido una locura, habeis luchado mucho con Raúl y eso quema indescriptiblemente.
Pablo, sois una familia ejemplar y maravillosa. Tienes que estar muy orgulloso de vosotros, de tus hijos, y de Raúl sea tan luchador y esté derrotando para siempre a la leucemia.
Te tienes que quedar solo con eso: con vuestro amor, con vuestra lucha, con vuestra capacidad de reacción.
Pablo, aprendo día a día de vosotros, estás siendo un gran maestro, no solo para tus alumnos, no solo para tu familia, sino para todos aquellos que te seguimos.
No gastes ni una sola energía en preocuparte por tu plaza, tarde o temprano la tendrás. Mantén todo tu optimismo en disfrutar del gran regalo que la vida te ha dado.
Seguid así; sois geniales.
Un abrazo.
Elena.