martes, 28 de julio de 2009

Tatuaje

Desde hace mucho tiempo he querido hacerme un tatuaje. Nunca tenía claro lo que ponerme, y por eso no me lo hacía (el pasado día 7 me lo hice).

Ahora, que me he dado cuenta que hay que hacer alguna que otra cosa que deseas, que es más importante vivir que cualquier otra "tontería", he encontrado el diseño para llevarlo siempre.

Lo he hecho yo mismo, son las iniciales de mis dos hijos, Yolanda y Raúl. Me están demostrando día a día lo importante que es disfrutar de las cosas (aunque en ocasiones me olvide de ello).

Les quiero mucho, y ahora, siempre estarán conmigo.

Lo curioso es que a Raúl le da un poco de "grima", y no se quiere sentar conmigo en mi lado izquierdo (brazo que me he tatuado), aunque lo toca y eso, pero se ve que no le hace mucha gracía.

2 comentarios:

Peter Pantoja Santiago dijo...

Jajaja, quizás lo que nos retuvo la idea de tatuarnos a muchos, cosas así, pero son detalles que mientras van ellos creciendo lo van asimilando y cuando sean mayores tatuaran en su alma con fiel agradecimiento de lo que Padre ha hecho por ellos. Peter

* HADA ISOL dijo...

Está muy bueno tu tatuaje! yo nunca me hice ninguno,duele? me gustaría tener un tatuaje es tambien algo que me gustaría hacerme,es verdad lo que dices de la vida,pero no sé porque se nos olvida de a poco nos enredamos en ella y las experiencias logran que entendamos cuanto valor tienen los instantes pequeños y cotidianos,es un eterno aprendizaje vivir,los niños son buenos maestros para los adultos! un abrazo!