sábado, 18 de julio de 2009

¡Qué bien lo veo!


Hoy ha estado en casa Oscar, un amigo y el presidente del Pvo. Cádiz F.S. Femenino (el equipo de fútbol sala del que soy delegado), venía a traer material y cosas... para mi sorpresa estaban también Pili y Manuel, su esposa e hijo, que de inmediato se puso a jugar con Raúl.

Para mi pena se han ido pronto, siempre es agradable tener amigos en casa. Pero lo curioso ha sido ver la reacción de Oscar cuando ha visto a Raúl; es verdad que nosotros lo vemos día a día y, aunque notamos sus cambios, no apreciamos la diferencia con hace un par de meses porque ya estamos centrados en el aspecto actual.

Así que se han llevado una gran sorpresa al verlo como estaba de activo y cambiado de aspecto.

2 comentarios:

* HADA ISOL dijo...

Me alegro mucho Pablo y es así se lo vé muy bien! te mando un abrazo para ti y los tuyos!

Peter Pantoja Santiago dijo...

La mejor medicina para cualquier ser humano es el buen trato y compañia de sus seres amados, eso define el buen funcionamiento del proceso al cual sean sometidos, si con amor y cuidados se sostienen, con amor y cuidados se recupera, asi que de seguro es con lo mas que cuentan los peques. Peter