viernes, 3 de julio de 2009

Explicando el tema


Ya he dicho que la gente mira a Raúl cuando va por la calle con la mascarilla, y si va sin gorra más todavía. Como siempre los niños son los mejores, porque expresan sus dudas en alto, sin complejos.

Ayer cuando paseábamos, un pequeño le pregunta a la madre "qué lleva ese niño en la boca" justo cuando pasamos por el lado, la madre le habla bajito para que se calle; sin embargo Raúl, que se había enterado le dice "una máscara", y los dos se ponen a hablar y a enseñarse los juguetes que llevaban en la mano. Yo aproveché para explicarle a la madre la situación de Raúl con la enfermedad, que le habían hecho un trasplante de médula y que se encontraba mejor.

Como siempre los niños nos sorprenden y nos dan lecciones a los mayores.

2 comentarios:

* HADA ISOL dijo...

Jejeje! y si,el mundo de ellos es más sencillo,más sincero,si tan solo los imitaramos en estas cosas cuanta gente sufriría menos! pero nos complicamos! y ellos nos dán una lección muy grande siempre! un abrazo!

Peter Pantoja Santiago dijo...

Por eso es que tenemos que emular a los peques. pues en su mundo no hay desigualdad ni contiendas, simplemente una vision "diferente" que al final culmina siendo completamente apta para educarnos a los adultos, se vive mucho a través de ellos, de sus vidas, y es un constante aprender en cada una de sus ocurrencias y lo mejor, sin artificios, completamente sumergidos en la sinceridad que les caracteriza, y es bueno que el tenga esa madurez, el mismo sabe canalizar preguntas que en ocasiones los mismos adultos no tienen la madurez de realizar, expresar o comprender, simplemente porque guardan deferencia y respeto, asi que es un constante educar a todos. ¡Buen fin de semana! Peter