sábado, 27 de junio de 2009

Nos vamos de boda


Hoy vamos a una boda, vamos Marijose y yo, y dejamos a los niños con mi madre. La sensación es algo extraña, porque aunque Raúl se encuentra bien hay que darle las medicinas y claro... mi madre se las dará bien, seguro (hasta puede que se las tome mejor que con nosotros), pero no quita que estemos un poco preocupados.

Van a pasar la noche con ellos y... bueno, para algo están los móviles ¿no?. Lo único que espero es que no nos suene. Además, también lo necesitamos, darnos ese pequeño homenaje, salir, estar un rato los dos solos. Más adelante tenemos la boda de Eva, y esa es en Sevilla; será un buen "ensayo" para mis padres.

3 comentarios:

* HADA ISOL dijo...

Espero que lo pasen genial!!!!!!!!!!!lo necesitan amigos míos,diviertanse que todo está bien en casa,un abrazo!!!!!!

Peter Pantoja Santiago dijo...

Son esos pequeños grandes momentos de la vida que nos muestra cuán frágiles somos y cuán necesario es poder también mimarse a uno mísmo y renovar pilas, que lo disfruten y que no sea solo esta ves, sino unas cuantas mas. Peter

josep estruel dijo...

Hola Pablo.
Si me permites os diré algo que mas de una vez nos deci el hematólogo.
Hay dos reglas muy importantes a seguir:
1º No hay que mimarlo. Si el niño se salva no nos busquemos luego el problema de tenerle que quitar los mimos.
(este ya se que no es vuestro caso)

2ºSiempre que podais salid a distraeros. Ahora tenemos un enfermo, no queremos tener tres.

!!pareja que lo paseis lo mejor posible¡¡
Una Abraçada/ Un abrazo.