sábado, 20 de junio de 2009

Primer día de playa

Raúl no puede ir a la playa, pero Yoli si; como es natural y viviendo donde vivimos es lo más lógico, Marijose y Yoli han ido hoy a la playa. Aquí hace un día estupendo, y nosotros nos hemos ido a dar una vuelta por aquí.

Por lo menos he conseguido que vaya todo el tiempo andando, que nos interesa que no pase tanto tiempo en casa.

Ya se que tendrá tiempo para todo esto y para más cosas, pero siempre te queda un saborcillo amargo, es la misma sensación del jueves cuando no estaba en la fiesta de su colegio, con la diferencia que esta vez se va a repetir unas cuantas veces a lo largo del verano. Ya compensaremos no poder ir a la playa con otras cosas.

3 comentarios:

* HADA ISOL dijo...

No importa ,ya podrá desquitarse! lo importante es que él esté bien,el sabor amargo seguro lo entiendo pero esto es así,no te sientas mal,al contrario,porque ustedes han vencido muchas batallas,y un día podrán mirar a atrás sabiendo que Raul no ha de privarse de nada en su vida.Lo más importante el lo tiene que es el amor de ustedes.
Te de un abrazo!y no pienses en estas cosas el tiempo pasa rápido y pronto verás que podrá ir!

Peter Pantoja Santiago dijo...

Poco a poco ira evolusionando y ya le observaras cuando le toque su día de playa como coorrera por la arena y se lo disfrutara tanto como la peque, como lo del Cole, es completamente un sentimiento normal, pero no a dejar que eso baje los animos y sobre todo la fuerza de entrega con la que se dividen en todo el tiempo y espacio. Peter

ana dijo...

Aquí estoy de acuerdo con los otros comentaristas.

Se queda ese pequeño sabor amargo, pero ya vendrán sabores más dulces dentro de naita ná.

Otro besazo.

Enganchada me tienessssssss.